domingo, 20 de agosto de 2017

Pan de molde con panificadora

El mejor pan de molde del mundo

Fácil de hacer y riquísimo


Tengo la panificadora del Lidl desde hace un par de años y le doy bastante uso. Sólo hago panes, masas de pizza y panecillos de hamburguesa, pero me encanta. Me costó un poco decidirme a comprarla por el espacio que ocupa, pero al final mi marido me convenció porque los panes que venden son... Tengo bastantes recetas, aunque casi siempre hago las mismas y os puedo asegurar que esta es una de mis favoritas.

Este pan es muy tierno y esponjoso, está buenísimo, sobre todo tostado.  Nada que ver con los panes de molde industriales, desde que tengo la panificadora no los he vuelto a comprar. Y lo mejor de todo, comemos pan de molde sin aditivos ni cosas raras. La receta la compartió Diana Manzanares, una compañera de un grupo de Facebook, Panificalocas. La encontró en un libro de Moulinex, y es del chef Frédéric Lalos. Le estaremos en casa eternamente agradecidos por compartir la receta, es de las mejores que tenemos.

INGREDIENTES:

9 gramos de levadura fresca de panadería
230 mililitros de leche a temperatura ambiente (yo le pongo semi)
1 huevo grande batido (yo uso de talla grande, de 63 a 73 gramos)
30 gramos de azúcar
410 gramos de harina de fuerza
Una cucharadita y media de sal

55 gramos de mantequilla blanda a trocitos


ELABORACIÓN:

Disuelve la levadura en la leche y vierte en la cubeta de la panificadora. Bate el huevo y añádelo. Añade también el azúcar, la harina y, encima de todo, la sal. Programa la panificadora en pan dulce. Cuando pite, añade la mantequilla. Si puedes, retira las palas justo al terminar el último levado, antes de hornear. Deja enfriar sobre una rejilla.

Mi panificadora es la del Lidl, a veces en lugar del programa pan dulce,  la pongo en el programa 6, que es el de amasado, que dura casi dos horas. Al terminar el programa, retiro las palas y selecciono el programa 12, que es el de horneado, con tostado medio.

Os recomiendo que, si no os lo coméis de una sentada, lo cortéis en rebanadas y lo congeléis dentro de una bolsa, con cuidado de que no se deforme. Cuando queráis pan, sólo tenéis que sacar las rebanadas que vayáis a necesitar. Si se han quedado pegadas, se pueden separar fácilmente introduciendo la punta de un cuchillo con cuidado.

Sólo hay que poner una loncha de tu queso favorito y tostar en la plancha o la sartén


No hay comentarios:

Publicar un comentario

No te olvides de dejar tu comentario. Tu opinión es importante.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...