domingo, 11 de enero de 2015

Roscón de Reyes 2014 y 2015 (paso a paso)

Siento subir la receta tan tarde, pero en estos momentos... Con esta receta participo en el Gran Reto Dulce de enero. Es el roscón que hago todos los años, de Evanescencia, y esta vez quería compartirlo con las fotos del paso a paso, así como el resultado del que hice en 2014 y el que he hecho en 2015.

Relleno de nata, trufa y cabello de ángel. Impresionante.

El roscón de Reyes casero es impresionante, le da cien mil vueltas a los que venden y es muchísimo más económico. Da algo de trabajo, pero merece la pena hacerlo. Hay que tener en cuenta que es una masa que tiene que levar varias veces, por lo que hay que planificarlo con tiempo. Yo lo suelo hacer en 4 días y empiezo siempre el día 3 de enero para terminar de hornearlo el 5 por la tarde y rellenarlo el 6 por la mañana. Se puede acelerar el proceso, dejando levar la masa en el horno como hace Orielo's Kitchen, pero hay que controlar muy bien la temperatura y acordarse de apagar el horno al meter la masa. Yo no lo he probado, siempre dejo la masa levar en una habitación vacía, que suele estar alrededor de los 12 ó 14ºC.

DÍA 1:

PIE DE MASA O MASA MADRE:

INGREDIENTES:

50 mililitros de leche entera templada (de 32 a 38ºC o entre 90 y 100 Fahrenheit)
90 gramos de harina de fuerza
10 gramos de levadura prensada fresca o 2 sobres de levadura de panadería seca, NUNCA levadura tipo Royal




ELABORACIÓN:

Diluye la levadura en la leche templada, con cuidado de que no esté demasiado caliente, ya que la levadura se morirá y quedará duro. 


Pon la harina en un bol. Haz un volcán en el centro, añade la leche con la levadura y mezcla con una cuchara. Llegará un momento en que tendrás que seguir amasando a mano. Haz una bola y marca una cruz en la parte de arriba con la ayuda de un cuchillo.


Llena un bol grande con agua tibia (más o menos, a la misma temperatura que la leche, no tiene que estar demasiado caliente), de forma que cubra la bola. Sumerge la bola de masa madre. 



Al principio, se hundirá hasta el fondo y empezará a soltar burbujitas. En unos 10 minutos, más o menos, comenzará a subir a la superficie. 




Cuando esté flotando, sácalo y resérvalo en un bol.



MASA:


INGREDIENTES PARA EL ROSCÓN:


625 gramos de harina de fuerza (puede que necesite un poco más)
10 gramos de sal (parece mucha, pero al final no se nota)
250 mililitros de leche entera a temperatura ambiente
20 gramos de agua de azahar
Media copita pequeña de ron (50 mililitros)
100 gramos de azúcar glass
2 huevos y una yema a temperatura ambiente
100 gramos de mantequilla a temperatura ambiente (si se nos ha olvidado sacarla con tiempo, podemos atemperarla en el micro, pero hay que tener mucho cuidado, que se derrite enseguida)
Raspadura de un limón y una naranja
1 cucharadita pequeña de miel


Pon la harina en forma de volcán en un bol grande. 


Añade la sal, la leche, el azúcar glass y las ralladuras de naranja y limón. Mezcla.



Añade la mantequilla, los huevos, la masa madre. Mezcla.


Añade el agua de azahar, el ron y la miel. Mezcla.


Amasa bien con las manos durante unos diez minutos. Si ves que la masa queda demasiado líquida, añade más harina si te la pide la masa. Tiene que quedar una textura algo pegajosa.



Pasa la masa a otro bol que esté enharinado y cúbrelo con papel film para que la masa no se pegue ni se salga del bol. Deja la masa levar durante toda la noche (fuera o dentro de la nevera). Cuánto más frío esté, más le costará a la masa crecer y más esponjoso quedará después el roscón.





DÍA 2:

Al día siguiente, la masa estará a rebosar. 



Saca la masa, que tendrá que tener hilos elásticos parecidos a los del queso fundido (si te untas las manos con aceite, te resultará más sencillo manejarla). Golpea la masa bien fuerte contra la superficie de trabajo enharinada para sacarle el aire y vuelve a amasar un poco. Si se pega mucho, añade un poco más de harina, pero con cuidado para que no quede duro. 


Haz una bola con la masa con un agujero en el centro. 



Ve agrandando el agujero hasta que tenga las dimensiones deseadas. 

Es mejor que quede finito, ya que tiene que volver a duplicar su tamaño. Crea un aro lo más grande posible y colócalo sobre una bandeja para horno forrada con papel vegetal. Coloca un aro de repostería de 8 centímetros de diámetro o dos vasos en el centro para que, cuando crezca, no se cierre el agujero. 


Cúbrelo con film transparente o con bolsas de plástico para que no se reseque mientras leva. No lo pongas demasiado tirante, o el film contendrá la masa y, en lugar de crecer hacia arriba, ocupará más bandeja y se hará cuadrado).



DÍA 3:

PARA DECORAR:

INGREDIENTES:

Huevo batido
Fruta escarchada
Azúcar blanquilla humedecida con un poco de agua
Almendras laminadas

ELABORACIÓN:

Una vez duplicado su tamaño (yo lo dejo un día) píntalo con huevo batido o con yema, para que quede más dorado. Tuesta las almendras en una sartén antiadherente, sin aceite. Reserva.



Decora con la fruta escarchada.


Para hacer el azúcar humedecido, pon el azúcar en un bol y añade unas gotitas de agua. Mézclalo con los dedos y cubre el roscón con el azúcar.


Decora el roscón con las almendras tostadas. Déjalo levar un rato más (yo lo dejo fermentar mientras llevo a los niños a la cabalgata).

Precalienta el horno a 180ºC cuando YA haya doblado su volumen e introdúcelo en el horno durante unos 20 minutos, con calor arriba y abajo.

Deja enfriar toda la noche tapado con un paño limpio. 


DÍA 4:

Córtalo por en centro, horizontalmente, con un cuchillo grande de sierra, de los que se usan para cortar el pan. Ayúdate con un mantel de plástico para retirar la parte de arriba, para que no se rompa.



PARA RELLENAR (opcional):

Puedes rellenarlo con trufa, con cabello de ángel, con crema pastelera, con nata montada... En 2015 lo rellené con cabello de ánge, trufa y nata montada. 

INGREDIENTES:

500 mililitros de nata para montar (las mejores son las que tienen un mínimo de 35% de materia grasa)
Cacao en polvo puro sin azúcar de Valor
Azúcar glass (depende de nuestro gusto, yo le suelo poner unas 6-8 cucharadas para medio litro)
Cabello de ángel (lo venden ya hecho, en conserva, para hacerlo casero es necesaria una variedad de calabaza que no siempre es fácil de encontrar)

ELABORACIÓN:

NATA:

Para montar la nata, es necesario que la nata esté muy fría, pero no congelada. La puedes tener en la nevera desde el día anterior, con eso es suficiente. También es recomendable tener el bol (si es de metal, mejor) y las varillas unos 15 minutos en el congelador justo antes de montar la nata. Vierte la nata en el bol y añade el azúcar glass. Monta las claras hasta que estén bien firmes. Una vez montada, puedes añadir una cucharadita de gelatina neutra en polvo diluida en un poco de agua fría, para que tenga más consistencia. 

TRUFA:

Añade una o dos cucharadas de cacao puro en polvo a la nata y mezcla con movimientos envolventes.

Ahora, sólo queda rellenar. Cubre la parte de abajo del roscón con el relleno que hayas elegido, con una cuchara o con una manga pastelera.


Es el momento de esconder la figurita y el haba (yo los envuelvo en film transparente). Si no tienes figurita, puedes poner un bombón o una chocolatina.



Coloca la parte de arriba con cuidado, deja reposar un rato en la nevera para que se mezclen los aromas y sirve.

Aquí tenéis las fotos del Roscón de 2014, me quedó muy redondito. Más abajo, os pongo también las fotos del de 2015. Espero que os guste.

Roscón de Reyes de 2014




Corte relleno de trufa.




Roscón de Reyes de 2015

Relleno de nata y cabello de ángel








2 comentarios:

  1. Por favor, qué rico, nosotros lo comemos todo el año, para desayunar sin relleno, está delicioso. Un saludo, Conchi

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me extraña, Conchi, con lo bueno que está. Besos.

      Eliminar

No te olvides de dejar tu comentario. Tu opinión es importante.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...