lunes, 28 de enero de 2013

Pastas rellenas de confitura

Ésta es una de las recetas que he ido haciendo de unos tomos coleccionables que me regaló mi madre hace ya unos cuantos años. Se llama "El placer de los postres" y es de la editorial Planeta DeAgostini. Tengo que decir sobre estos tomos que todavía no me ha decepcionado ninguna de las recetas que he probado.

Estas pastas son, con diferencia, mis preferidas. La masa tiene un sabor y una textura increíbles, con un toque de pasas gracias al PX, y la mermelada le da un punto de acidez y una jugosidad que las hace perfectas. Se puede utilizar mermelada industrial, pero con la casera quedan muchísimo mejor.




INGREDIENTES:

250 gramos de harina de trigo
125 gramos de mantequilla a temperatura ambiente
100 gramos de azúcar
1 huevo (yo lo pongo grande)
2 yemas de huevo
1 copita (50 mililitros) de vino dulce (yo le puse Pedro Ximénez)
la ralladura de un limón
150 gramos de confitura (yo le puse mermelada casera, de mandarina y de fresa y también probé con la de cerezas industrial, pero me quedo con las caseras)
sal































ELABORACIÓN:


Tamiza la harina sobre la superficie de trabajo y disponla en forma de volcán. Pon en el centro la mantequilla troceada a temperatura ambiente, el azúcar, las yemas de huevo, el vino dulce, la ralladura de limón y una pizca de sal. Amasa los ingredientes con los dedos, sin trabajar la masa en exceso. A continuación, envuelve la masa en film transparente y déjala reposar en la parte menos fría del frigorífico durante, al menos, una hora.

Extiende la masa con el rodillo hasta formar una capa de unos 3 ó 4 milímetros. Haz pastas con forma de flor o de estrella con cortantes de unos 5 centímetros de diámetro. Haz un agujero en el centro de la mitad de las pastas con un cortante redondo de unos 3 centímetros de diámetro. Vuelve a amasar los recortes de la masa y haz más pastas.

Bate el huevo. Coloca las pastas en forma de anillo sobre las pastas enteras sobre la bandeja de horno, cubierta con un papel de hornear, y píntalas con huevo batido (si quedan sueltas, las puedes pegar con un poco más de huevo batido).  Rellena los huecos con un poco de mermelada.

Hornéalas a 180ºC con calor arriba y abajo durante 15 ó 20 minutos, hasta que estén doraditas. Sácalas del horno y déjalas enfriar sobre una rejilla.

























No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

No te olvides de dejar tu comentario. Tu opinión es importante.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...