viernes, 8 de marzo de 2013

Crepes de chocolate




Con la de veces que he visto preparar crepes en mi vida, todavía no me había dado por hacerlos. Tampoco los había probado (no sabía lo que me perdía, jeje). El caso es que los vi en la web de mi amiga Ester, le enseñé el vídeo a mi marido y nos gustó a los dos. Son muy versátiles, fáciles y rápidos de hacer, ideales para preparar cuando tenemos invitados de improviso. Además, se pueden congelar los que sobren, se descongelan en un ratito y quedan como recién hechos. Os dejo aquí la receta por si alguien se anima, igual que me pasó a mí.





Los he probado tanto con dulce como con salado, hay una infinidad de variantes, pero la que más me ha gustado ha sido ésta, con chocolate derretido y avellanas tostadas. El contraste de texturas es genial, la tortita es blandita, el chocolate, cremoso y las avellanas le dan el puntito "crunch".




INGREDIENTES:

1 huevo (yo lo pongo grande)
1 pizca de azúcar
1 pizca de sal (la misma cantidad, aproximadamente una cuarta parte de una cuchara sopera)
Un chorrito de leche (dependiendo de la cantidad que le echemos, saldrán más o menos crepes)
Harina de trigo (hasta conseguir la consistencia adecuada, en el vídeo de Ester se ve muy bien)
Un poco de aceite de oliva suave (para engrasar la sartén)

Para el acompañamiento:

75 gramos de chocolate (el mío era con leche)
Un chorrito de leche (hasta conseguir la consistencia que prefieras)
Un puñado de avellanas tostadas





ELABORACIÓN:

Casca el huevo en un bol. Añade el azúcar, la sal y la leche. Mezcla. Añade la harina tamizada poco a poco y ve mezclando. Cuando adquiera un poco de consistencia, pero siga siendo una masa líquida, calienta una sartén en el fuego.

Engrasa la sartén con un papel de cocina humedecido con un poco de aceite. Vierte un poco de masa en la sartén (la cantidad que cabe en un cazo de servir sopa). Reparte bien y deja cuajar un par de minutos a fuego medio. Con una espátula, ayúdate para darle la vuelta y cocina un poco más.

Pon una hoja de papel de cocina absorbente en un plato, pon el primero y otra hoja de papel. Ve intercalándolos con el papel. Así, no se resecan, no se pegan entre ellos y se mantienen calentitos.

Derrite el chocolate en el microondas. Añade un chorrito de leche, a temperatura ambiente y bate con unas varillas. Enseguida se convertirá en una masa oscura, con aspecto de haberse cortado. Añade un poco más de leche y sigue batiendo, al final será una crema suave y fina, del color de siempre. Puedes conseguir la textura que quieras añadiendo más o menos leche. Trocea las avellanas tostadas. Rellena los crepes a tu gusto con el chocolate y decora con más chocolate y avellanas. Sirve el resto del chocolate y avellanas en un par de cuenquitos por si alguien quiere añadir un poco más (o, mejor dicho, para cuando todos quieran añadir un poco más).





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

No te olvides de dejar tu comentario. Tu opinión es importante.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...